Blog

La importancia de un test A/B en tu newsletter

Publicado por el 4:24 pm en Artículos destacados | 0 comentarios

La importancia de un test A/B en tu newsletter

Cuando inviertes tiempo, esfuerzo y dinero en una newsletter, tienes que cuidar hasta el más mínimo detalle para rentabilizarlo al máximo. Y es que en el email marketing, el detalle más insignificante puede significar la diferencia entre hacer una venta, o no hacerla. Una de las herramientas que más te pueden ayudar en esto son los tests A/B. Vamos a ver en qué consisten y dónde aplicarlos en tu boletín.   Qué es un test A/B El nombre es lo suficientemente elocuente. Un test A/B es simplemente un test en el que pruebas dos cosas, dos variantes de algo, para comprobar la acogida o la efectividad de dichas variantes. Y la que funcione mejor, es la que te quedas. Así de sencillo. Concretando un poco más, y centrados en el email marketing y los boletines, en un test A/B lo que haces es separar una pequeña parte de tu lista de suscriptores para enviarles una versión del boletín, y otra pequeña parte para enviarles una segunda versión. ¿Qué hay de diferente en esas versiones? Pues lo que te de la gana, lo que sea con lo que estés experimentando, y es que cualquier parte, cualquier detalle, insisto, afecta al resultado. Veremos enseguida algunos de esos lugares donde hacer pruebas. En cualquier caso, la clave es una correcta lectura de los resultados. Básicamente, estos dos: La tasa de apertura (Open Rate): ¿Cuál de las dos versiones obtuvo una mayor tasa de apertura? ¿Por qué? La tasa de clics (Click Rate): ¿En cuál de las dos versiones se hicieron más clics? ¿Por qué? La respuesta a estas preguntas te marcará el camino a seguir. No sólo para escoger una de las dos versiones para enviarle al resto de los suscriptores, sino como aprendizaje del funcionamiento de los mismos. Y es que para conectar con los clientes a través de la newsletter tienes que conocerlos. Saber cómo piensan, cómo reaccionan, cómo se les puede llamar la atención.   Test A/B en una newsletter: ¿qué podemos probar? Muchas cosas, y dependiendo de lo que pruebes, tendrás que fijarte más en un parámetro que en otro.El ideal, por supuesto, es tener el máximo de aperturas y de clics, claro. Pero el camino se hace paso a paso. Si lo que quieres mejorar es la tasa de apertura, debes fijarte en los siguientes puntos: Remitente: ¿Quién envía tu newsletter? ¿Conocen ese nombre los suscriptores? ¿Es el adecuado? Piensa que en todas las bandejas de entrada, lo primero que verán, será el remitente. ¿Compañía? ¿Persona? ¿Esa persona? Asunto: Esto es importantísimo. El Asunto es la llamada de atención, es el silbido para que abran el correo, y si no es bueno, el correo con nuestro precioso boletín acabará en la basura. Por lo tanto, aquí un test A/B es indispensable. El que ofrezca mayor tasa de apertura… ¡adelante! Día y hora: Hay mil teorías explicando cual es el mejor día de la semana para enviar newsletter, y cuál es la mejor hora. También en este blog hemos hablado de ello (si bien hay que volver a hacerlo). Pero lo cierto es que cada negocio, cada país, cada nicho, tiene unas características propias. Y lo que es cierto en un sitio no tiene por qué serlo en otro. Así que partiendo de la zona de seguridad (martes...

leer más

Evita que tu newsletter se considere SPAM

Publicado por el 12:21 pm en Artículos destacados | 0 comentarios

El SPAM es un tema del que hemos hablado ya algunas veces en este blog, pero lo hemos hecho siempre de manera circunstancial. Sin embargo, el SPAM es un problema muy serio, y que tu boletín se considere SPAM es aún más serio. De modo que debes tener muy claro qué cosas debes evitar para que ni el gestor de correo, ni tus propios suscriptores, te consideren correo basura. Así que vamos a ver cómo evitar este problema. ¿Qué es el SPAM? La pregunta básica, que se responde en tres palabras: CORREO-NO-DESEADO También conocido entre amigos como “correo basura”, son todos aquellos emails que llegan a nuestro gestor de correo sin que nosotros lo hayamos solicitado, o sin que lo deseemos. Y ojo, que entre “no solicitar” y “no desear” hay una sutil diferencia que deberemos tener en cuenta. Porque tu newsletter no solo ha de pasar los filtros automáticos de cada gestor de correo. También ha de pasar el filtro de tu audiencia, que si has hecho las cosas bien sí te habrá “solicitado”… y sin embargo puede considerarte SPAM y no desearte en su bandeja de entrada. Cómo evitar que los filtros te consideren SPAM Cada gestor de correo electrónico tiene un filtro antispam determinado. Estos filtros utilizan una serie de factores para determinar si un correo entrante es SPAM o no lo es: según la fiabilidad del remitente, del servidor de origen, el formato y cuerpo del correo… Pero sí hay algunos factores que parecen comunes a todos y que debemos evitar. Aquí tienes algunas buenas prácticas: NO INCLUIR ARCHIVOS ADJUNTOS: La principal vía de infección a través de email son los archivos adjuntos en un correo, y en general todos los filtros clasifican como SPAM un correo masivo, o de remitente desconocido, que adjunte un archivo. Si deseas que tus suscriptores reciban un determinado archivo, lo mejor es incluir un botón de descarga en el cuerpo del boletín, o un enlace redireccionando a una página de descarga. NO UTILIZAR PALABRAS “PROHIBIDAS”: El SPAM se caracteriza por utilizar un lenguaje determinado, así que los filtros antispam escanean el documento (desde el Asunto hasta el cuerpo del texto) en busca de las palabras que por lo general se relacionan con el SPAM: “gratis”, gane dinero”, “sexo”, “urgente”, “viagra”… Os recomiendo un excelente artículo al respecto donde han desgranado una enorme cantidad de estas palabras no recomendables. NO UTILIZAR MAYÚSCULAS NI CARACTERES ESPECIALES EN EL ASUNTO: Las palabras prohibidas que comentamos antes son especialmente graves en el Asunto del mensaje. Y es que, como ya sabes, el Asunto es una de las partes más importantes del email marketing. Por lo que no sólo necesitas que le guste al suscriptor (hablaremos de eso enseguida) sino que el filtro antispam no te lo tumbe. Así que lo primero que debes evitar es utilizar esas palabras prohibidas en el Asunto. Pero lo segundo, es no jorobarla metiendo texto en mayúsculas (otro signo de SPAM) o utilizando caracteres especiales: ni el $, ni el €, ni un montón de exclamaciones o cualquier otro signo de los que se ven normalmente en el correo basura. Cómo evitar que los suscriptores te consideren SPAM Seguro que cuando envías un boletín y miras la estadística de apertura, alguna vez has visto un pequeño porcentaje de...

leer más

Crea un plan de contenidos para tu newsletter

Publicado por el 5:45 pm en Artículos destacados | 0 comentarios

Crea un plan de contenidos para tu newsletter

Si ya tienes una newsletter, o planeas incorporarla a tu web en breve, tendrás que decidir cómo ha de ser ese boletín, qué vas a transmitir con él, y cuáles son tus objetivos. Estarás hablándole directamente a tus clientes, o potenciales clientes, y por lo tanto no puedes saltar al ruedo sin un plan, explicando lo primero que se te ocurra y esperando a que los resultados lleguen como por arte de magia. Por lo tanto, es preciso elaborar un plan de contenidos para tu newsletter. Es la mejor manera de sacarle a esta excelente herramienta el máximo partido posible. Veamos cómo hacerlo. La primera fase: el análisis Cualquier tarea pensada para el medio y largo plazo necesita un análisis. Sin él, te lanzas a ciegas, algo poco recomendable cuando te juegas el éxito de tu negocio. Por lo tanto, la primera fase es sentarse a analizar varios aspectos: ¿Quiénes sois y a qué se dedica tu empresa? – Ya sé que tú lo sabes, pero además hay que poder ponerlo por escrito de una manera breve y sencilla. Ese es el “producto” que realmente vas a promocionar con la newsletter. ¿Quién es, o ha de ser tu público? – ¿Qué buscan exactamente? ¿Qué perfil tienen? ¿Se mueven en redes? ¿Estarán interesados en artículos especializados y de calidad? ¿O básicamente quieren ver catálogos de productos? ¿O quizá ambas cosas? ¿Cuáles son sus inquietudes? ¿Qué puede ofrecerles tu boletín, cómo les ayudará o les incitará? ¿Qué está haciendo tu competencia? ­­– No es que tengas que copiarles, y nunca obtendrás toda la información que necesitarías, pero es muy útil observar a tus competidores. ¿Utilizan newsletter? ¿Cómo la enfocan? ¿Se percibe movimiento de alguna manera? (investigar sus redes sociales puede ser muy ilustrativo, si las tienen). Según el perfil de tu negocio, de tu público, y de tu competencia, te convendrá más un tipo de boletín u otro. A lo mejor querrás andar caminos ya explorados, o quizá probar con algo diferente. Pero en cualquier caso, debe ser una decisión meditada, que nazca de un buen conocimiento del entorno de tu negocio. De ahí la importancia del análisis. La segunda fase: diseñar el plan Ok, ya tienes hecho el estudio, conoces (o crees conocer) a tus potenciales suscriptores/clientes y su entorno. Ahora es el momento de empezar a plantear la estrategia que seguirás. Lo primero de todo es marcarte unos objetivos. ¿Qué quieres conseguir con esta newsletter? ¿Aumentar ventas? ¿Fidelizar a tus clientes? ¿Reforzar tus redes sociales? ¿Mejorar tu conocimiento sobre ellos, quizá con encuestas? Sea cual sea tu objetivo, es en función de éste que deberás diseñar el plan de contenidos. En cuanto al plan en sí mismo, hay varias cosas que debes plantearte. Para empezar, tendrás que hablar con los suscriptores. Aún en el caso de un boletín de cupones, no puedes simplemente enviarles un boletín desnudo con un montón de productos y ninguna palabra. Tienes que saludarles, recordarles que te importan mucho, y explicarles lo que hay en el boletín. No es necesario un tocho, basta un texto breve, pero esa “nota del editor” es importante para conectar con los lectores. Por lo tanto, ¿qué les vas a decir? ¿Cómo te dirigirás a ellos? Luego piensa en el contenido. Si vas a utilizar la newsletter para suministrar poca...

leer más

Newsletter y lealtad de marca

Publicado por el 11:28 am en Marketing con boletines | 0 comentarios

Newsletter y lealtad de marca

En la vida de una empresa es tan necesaria la captación de nuevos clientes, como la fidelización de los mismos. Son las dos piernas en las que un negocio se apoya para caminar. Al menos para caminar de forma óptima. Ahora bien, una persona puede torcerse un tobillo, o incluso tener una pierna más corta que la otra, y eso no nos impide seguir adelante, ni que sea renqueantes. Y esto es lo que les pasa a muchas empresas en un contexto de crisis como la que vivimos: o falla la fidelización (pues con la guerra de precios, clientes habituales pueden irse a la competencia) o falla la captación (dado que la gente compra menos en general).   O peor: fallan ambas piernas. Y no podemos arrastrarnos por el camino. Hay que invertir sabiamente para reforzar, al menos, una de las dos piernas. Y aquí suele ganar la fidelización. ¿Por qué? ¿Y cómo puede ayudarte en esto una newsletter? Vamos a verlo.   Inversión, rentabilidad, y resultado Cada negocio es un mundo. Cada perfil de clientes, otro. Y además, debes tener en cuenta el momento en el que está tu empresa: si partes de cero, o tienes muy pocos clientes, es evidente que necesitas hacer primero una inversión en marketing que te de a conocer, y atraiga nuevos clientes, o en el caso del marketing online, una cantidad suficiente de visitas a tu web como para que de ahí salgan esos nuevos clientes.   De lo que estamos hablando aquí es de una empresa “media”, ya arrancada, con una base de clientes, aunque sea pequeña. Esa empresa necesita invertir tanto en captar como fidelizar a los que ya tiene. Pero no siempre dispones de dinero para todo, y por tanto hay que priorizar, o elegir con cuidado cómo repartir el presupuesto de marketing.   Por lo tanto, a la hora de invertir en esos clientes, debes tener en cuenta tres aspectos:   1)   Cuánto dinero te costará esa inversión 2)   Qué retorno obtendrás de dicha inversión 3)   La duración de los efectos de la misma   Y teniendo en cuenta estos tres factores, verás que la fidelización puede ser mucho más rentable que la captación.   Para empezar, la captación es cara. Una campaña de anuncios de AdWords puede irse por las nubes si quieres apostar fuerte. El posicionamiento web es mucho más económico en comparación, aunque para que funcione a máximo rendimiento debe sostenerse durante varios meses (y lo idóneo es que continúe de manera indefinida). Y sobretodo, te obliga a llegar a muchos miles de personas para poder “filtrar” de ahí a los que serán tus nuevos clientes. Pero, como sabes bien, captar clientes no significa que estos clientes se queden contigo. Pueden hacer una transacción y nunca volver. Pueden haber sido atraídos por una oferta en los precios, y a partir de ahí exigir siempre esos precios bajos, que tú no puedes sostener. En otras palabras: la captación es indispensable, pero requiere meter mucho dinero, y sus resultados son bastante impredecibles.   La fidelización supone de entrada una inversión menor por cliente. El coste de mantener un cliente es entre seis y diez veces menor que el de conseguir uno nuevo. Y los efectos a largo plazo son mayores que en la captación, porque un cliente...

leer más

5 tips para conseguir suscriptores en tu newsletter

Publicado por el 6:18 pm en Artículos destacados | 0 comentarios

5 tips para conseguir suscriptores en tu newsletter

El boletín electrónico es una herramienta excepcional para la captación y la fidelización de clientes, hasta el punto en que, con una audiencia consolidada, los días posteriores al lanzamiento de cada número supone un importante pico de tráfico y ventas.   Pero para poder llegar a esta situación necesitas tener una amplia base de suscriptores. Las tasas de conversión varían dependiendo del formato y el contexto, pero inevitablemente hay un número de suscriptores que no abren el boletín, otros que lo abren, lo ojean y lo borran, y otros que lo leen y “ahí queda”.   Las empresas con un mayor recorrido, que tienen su buena base de datos de clientes, se saltan el lento periodo de captación y parten ya con una base (mayor o menor) sobre la que ir trabajando y obteniendo algunos resultados. Pero, ¿qué pasa con las empresas que desean enviar una newsletter y parten de cero?   El inevitable proceso de captación   Quede claro que captar nuevos suscriptores debemos hacerlo siempre. Nunca se tienen suficientes suscriptores (reales, se entiende), pero cuando empiezas de cero con un boletín, ese proceso es más crítico que nunca.   Dos ideas que debes tener presentes:   1)   Requiere su tiempo: los suscriptores no caen del cielo. Tienes que buscarlos, tienes que atraerlos, y tienes que cazarlos, y esto no pasa de la noche a la mañana. Así que dale unos meses para que vaya tomando cuerpo, y no te arrepentirás. 2)   Requiere buena disposición: si quieres captar suscriptores tienes que moverte. Tienes que trabajar duro en tu newsletter, moverla por todos los canales, y ser proactivo: cada suscriptor cuenta. Incluso si contratas un servicio de newsletter como el nuestro, hay cosas más allá del propio boletín que nosotros no podemos hacer. Por lo tanto, sé colaborativo: se trata de tu tiempo, tu esfuerzo y tu dinero, y no puedes desperdiciarlos.   Dicho esto, vamos con algunos tips que te ayuden a conseguir esos nuevos suscriptores.   1.   Tráfico + Buen Formulario = Éxito   Un buen formulario es indispensable. Y por bueno, nos referimos a un cajetín visible, en la página principal como mínimo de los mínimos, que no haya que bajar la página para encontrarlo, que sea llamativo, y que incluya un gancho.   Pero claro, no te servirá de nada tener un hermoso formulario con el mejor gancho de la historia, si no tienes tráfico en la web. Así que otra de tus prioridades ha de ser captar visitas de manera regular (lo mejor para esto es, indiscutiblemente, el posicionamiento SEO en Google).   El volumen de tráfico determinará el flujo de suscriptores que irán cayendo paulatinamente en tu newsletter.   2.   El blog es el mejor amigo del boletín   Si tienes un blog, sácale partido. Blog y boletín son primos hermanos, y ya hemos explicado cómo pueden beneficiarse mutuamente. Asegúrate de que el cajetín aparece en el lateral de todo el blog, para que la gente pueda suscribirse llegue a tu web por donde llegue. Hay que aprovechar al máximo cada visitante, por si no vuelve, o no va más allá.   3.   Pide sin miedo   Puedes interpelar directamente al lector para que reenvíe o comparta tu boletín si le ha parecido interesante. Siempre hay manera de hacerlo encajar. Un buen lugar...

leer más