Tipos de boletín con los que conectar con tus clientes

Posted by on 10/julio/2013 in Artículos destacados

Tipos de boletín con los que conectar con tus clientes

El boletín o newsletter es una de las formas más depuradas del e-mail marketing, combinando sus mayores fortalezas y minimizando sus debilidades. Pero no existe un único tipo de boletín: en realidad, lo que caracteriza a todas las newsletter es que se envían con regularidad, pero la manera de enfocarla puede variar, y mucho.

 

Vamos a ver algunos de estos tipos de boletín.

 

Tipos de newsletter

Informativos

Este es el tipo de boletín más común, y el más efectivo para la mayor parte de empresas web. Una newsletter en la que envías información útil e interesante sobre tu sector, con la que ganarte su confianza y establecer tu reputación como prescriptor (lo que deriva después en transacciones finales). Su frecuencia óptima es un envío cada una o dos semanas, no tan seguido que agotemos la paciencia de los suscriptores, ni tan espaciado que se olviden de nosotros. Nuestro propio boletín, o el de Posicionamiento Eficaz, son un ejemplo de newsletter quincenal y semanal respectivamente.

 

Resumen de actividad

Son boletines de corte informativo, pero normalmente se envían más espaciados (entre 15 días y una vez al mes) con un resumen de la actividad que tu empresa ha desempeñado a través de otros canales. Es el tipo de boletín idóneo para aquellas empresas que están invirtiendo mucho en blogs o redes sociales pero también quieren aprovechar las ventajas de un boletín y no pueden invertir en uno de mayor frecuencia o mejores contenidos. En estos casos el boletín es el vehículo perfecto para resumirle a tus suscriptores la actividad que hubo en el periodo anterior: lo que se ha comentado en las redes, resúmenes de los artículos del blog…

boletin resumen de actividad blog eficaz

Nosotros, por ejemplo, estamos utilizando este formato de boletín en nuestro servicio Blog Eficaz. Enviamos dos números cada mes, con los resúmenes de los artículos destacados del blog, y lo condimentamos con pequeños consejos para bloggers y algo de información sobre nuestros servicios, entre otros detalles. Solo es un ejemplo: la base es el resumen de actividad, pero cada negocio tiene sus peculiaridades, y siempre conviene que le añadas sabor a lo que envías.

 

Cupones y venta directa

Siempre consideramos el boletín como una herramienta textual, pero también existe la posibilidad de enviar un boletín/producto, directamente orientado a la venta. Esto es muy útil para las tiendas online, especialmente si se dedican a los sectores de venta más impulsiva, como la moda, los complementos, los videojuegos o los servicios de ocio. Algunas empresas convierten su boletín en pequeños catálogos de oferta, o de productos específicos o de temporada, y otras envían un boletín de cupones, en los que el suscriptor tiene un tiempo limitado para aprovechar el cupón. El eje de estos boletines ya no es pues el texto, sino el producto.

 

Encuestas

El boletín se percibe muchas veces como una herramienta unidireccional: tú envías, el otro lee en silencio, y así una y otra vez. Pero no funciona así: buscamos siempre la interactividad, el clic a la web, y también resulta normal que la gente responda, o se comunique contigo por otra vía para responder a algo que dijiste en el boletín. Pero aún puedes hacer más: pboletin encuestauedes enviar encuestas en el boletín, para recabar la opinión de tus suscriptores sobre algo. Es una práctica muy recomendable, que activa el Click Through Rate y le da vidilla a tus lectores (sobretodo si lo aderezas con algún tipo de oferta u obsequio de agradecimiento por participar).

 

Otros

Aparte de los tipos arriba explicados, en realidad un boletín puedes utilizarlo de muchas maneras. Y no debe ser siempre igual. Incluso es bueno cambiar. Tú puedes tener un boletín informativo semanal, o quincenal, y de repente enviar una encuesta, avisar sobre una oferta, mandar una invitación a algún tipo de evento, lanzar una nota de prensa… tú conoces tu sector, y conoces (o deberías) a tus clientes. Piensa en ambos y seguro que encuentras mil maneras diferentes de estimularles con el boletín.